Si vas a tener relaciones íntimas, no demores más de una semana.

0
81

Querer y no poder.

Algo que nos pasa con muchas cosas, pero que llevamos muy mal cuando lo que deseamos es una buena sesión de sexo. Lo más común es que esa abstinencia sexual no deseada se produzca cuando no encontramos una pareja, ni estable ni ocasional.

Sin embargo.

Incluso teniendo pareja, podemos pasar por épocas de sequía, debidas, por ejemplo, a algún tipo de disfunción como la dispareunia (coito doloroso), la disfunción eréctil o alguna dolencia relacionada tanto con nuestros genitales como con nuestro estado anímico, como puede ser una depresión. O una simple crisis de pareja. En cualquier caso, ¿tiene una privación prolongada de sexo consecuencias sobre nuestro bienestar?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí