Con el calor, las noches en vela aumentan y, para aliviar los sofocos y poder dormir, muchas veces se recurre a soluciones que distan mucho de ser saludables.

Es el caso, por ejemplo, de ducharse tarde y acostarse con el pelo mojado. Irse a la cama sin secarse el cabello no es muy recomendable, puesto que la humedad no sólo lo estropea, sino que puede provocar efectos negativos en la salud.

Problemas de dormir con el pelo mojado.

Mayor sensibilidad del cabello: agua y cutícula
En primer lugar, si se mantiene durante demasiado tiempo el pelo húmedo, este se vuelve más sensible. Esto se debe a una de sus propiedades llamada higroscópica, que le permite absorber la humedad del ambiente.

Así, el agua se introduce en la cutícula y esta incrementa su tamaño.

Como consecuencia, las proteínas y componentes del cabello están más sueltos, es decir, no se compactan como cuando está seco y, por tanto, pueden perderse. Es por eso por lo que cuando está mojado, tiene más sensibilidad a cualquier fuerza o manipulación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *