Es común que las mujeres se sientan avergonzadas o cohibidas por su olor vaginal.

Sin embargo, es normal que la vagina tenga un leve olor rancio.
De hecho, las investigaciones sugieren que ese olor se debe parcialmente a las feromonas que pueden aumentar el atractivo sexual y comunicar sutilmente información acerca de la fertilidad.

El olor se modifica con los cambios hormonales durante el embarazo.

La menopausia y el ciclo menstrual. Así que, cierto olor leve no debe ser motivo de preocupación. Algunos otros olores, no obstante, son un indicativo de que hay que consultar con el médico.

Los olores que generalmente se consideran olor vaginal pueden originarse en cualquier parte del área de la ingle femenina.

Pueden provenir de infecciones vaginales, donde el olor en realidad se origina en la vagina, o puede provenir de la piel debido a la falta de higiene o otras razones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *