Causas por las que roncamos.

Las causas pueden ser muy variadas. Pueden afectar a las personas que no se cuidan y tienen una mala calidad de vida como por ejemplo el consumo de alcohol o sobrepeso, hasta enfermedades respiratorias que pueden afectar a la persona desde que una edad temprana. Si la causa es esta última debe ser controlado por un especialista que le ponga un tratamiento adecuado.

Problemas en las vías respiratorias, boca y garganta.

Esto se presenta cuando nos encontramos con las amígdalas agrandadas o inflamadas, la garganta más estrecha de lo normal, paladar grueso, lengua más grande que la boca o anomalías en los huesos de la cara. Cuanto más estrecha las vías respiratorias, mayor será la vibración y más fuerte estarás roncando. A veces, las paredes de la garganta colapsan completamente quedando ocluidas, creando una condición llamada apnea (cese de la respiración). Esta es una afección grave que requiere atención médica.
Tono muscular debilitado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *